ASMR

ASMR son las siglas de un fenómeno que se conoce como Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma; una sensación placentera que determinadas personas experimentan al escuchar ciertos sonidos. Sonidos que suelen producir hormigueo en el cuero cabelludo y el cuello, que a veces se extienden a la espalda y las extremidades.

Si eres personas a las que les resulta relajante escuchar sonidos como el crepitar el fuego, las olas del mar, la lluvia o el viento, es más probable que los videos de ASMR te causen mayores respuestas a los estímulos visuales y auditivos. Muchas personas confiesan que se les eriza la piel al ver estos vídeos, una tendencia que ya se cataloga como una nueva forma de meditación.

ASMR, atención personal para dormir

Estos vídeos se viralizaron gracias a internet; hoy en día hay youtubers con miles de suscriptores que invierten su tiempo en adquirir los micrófonos más especializados para captar sonidos con más detalle. Hay muchos tipos: tapping (tocar diferentes objetos y texturas), sonidos con agua o con papel, el sonido de envases abriéndose, cremalleras. Los buscadores de sonidos suelen preferir los vídeos de susurros en los que se les brinda una atención personalizada, mientras realizan movimientos lentos y sonidos crujientes.

Pero el ASMR no se limita en la reproducción de los sonidos del ambiente, también tiene una modalidad de juego de rol en el que el protagonista del vídeo hace un papel o interpreta un personaje (doctor, masajista, etc.) que atiende y cuida al que escucha.

Los amantes del ASMR han puesto en jaque a la ciencia, porque muchos de los sonidos que buscan producen angustia y desesperación en el resto de personas. Aun así, su éxito es innegable. En la actualidad hay millones de vídeos de ASMR en la red, con un público variado. Todos con el mismo objetivo, buscan ayudar a conciliar el sueño, combatir el insomnio, la depresión o los dolores de cabeza (migrañas).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.