Ley Celaá: Resumen de la Nueva ley de educación 2020 (LOMLOE).

Ley Celaá

La nueva ley de educación (LOMLOE) más conocida como Ley Celaá , pretende afrontar los desafíos a los que se enfrenta el sistema educativo español:

  1. Mejorar el nivel competencial de todo el alumnado, compensando las desventajas de origen.
  2. Recuperar la equidad perdida durante los años de crisis.
  3. Modernizar la formación profesional y mejorar sus tasas de escolarizacion y titulación.
  4. Reducir el abandono educativo temprano y facilitar el retorno al sistema educativo.
  5. Modernizar la educación docente para liderar la innovación curricular y didáctica.
  6. Mejorar la extensión y la calidad de la educación infantil (de 0 a 3 años) y su marco curricular.
  7. Flexibilizar la Educación Secundaria con una atención más personalizada para el éxito escolar.
  8. Aumentar las vocaciones STEAM (titulaciones científico-técnicas), especialmente entre las chicas.
  9. Garantizar la educación en valores cívicos para ejercer una ciudadanía crítica y participativa.
  10. Garantizar un suelo de inversión en educación y becas al margen de alternativas políticas y coyunturas económicas.

Objetivos de la LOMLOE, Ley Celaá.

Modernizar el sistema educativo:

Un sistema educativo centrado en el alumno y su potencial a desarrollar. Que suprima los estándares de aprendizaje, la jerarquia entre las materias y las reválidas. Dentro de un modelo curricular compartido entre Estado, CCAA y centros. Esta modernización pasará por la creación de una unidad administrativa encargada del desarrollo, la actualización y la investigación curricular.

El sistema educativo será más propenso a utilizar herramientas digitales para el aumento de la creatividad y el aprendizaje competencial. Renovará los contenidos y los títulos de FP; y aumentará la autonomía pedagógica y curricular de los centros con rendición de cuentas. Dentro de una perspectiva coeducativa y transversal de igualdad de género, en el que se promocionarán las vocaciones científicas y STEAM entre las chicas. Una educación para una ciudadanía activa, crítica y global.

Recuperar la equidad y la capacidad inclusiva del sistema:

La nueva ley de educación, ley Celaá, incorpora los derechos de la infancia y de las personas con discapacidad. El eje transversal del sistema será aprender a aprender sin dejar a nadie atrás.

Con el refuerzo del carácter educativo y compensador de la educación infantil de 0 a 3 años. Supresión de los itinerarios curriculares en la ESO y recuperación del título único. La comprensividad personalizada: diversificación curricular, y ciclos formativos de grado básico que conducen al título de ESO. Prevención y limitación de la segregación entre escuelas y entre las redes pública y concertada. Programas de cooperación territorial con carácter más social y compensador. Atención especial a la escuela rural y a la insular. Mejora de la atención del alumnado con necesidades educativas especiales.

Ley Celaá: Mejorar los resultados y aumentar el éxito escolar:

Evaluaciones-diagnóstico en 4º de primaria y 2º de ESO para la mejora interna sin publicar clasificaciones de centros. Apuesta por la autonomía de los centros y sus planes estratégicos de mejora. Organización más flexible e interdisciplinar en Primaria y ESO. Mejora la transición entre Primaria y ESO con planes individuales. Refuerza la orientación y la acción tutorial.

Apoyo a proyectos innovadores y experimentales teniendo en cuenta el contexto socioeconómico del centro. Compensación de las carencias en castellano y en las lenguas cooficiales. Se limita la repetición que pasa a ser un recurso excepcional. La ley Celaá permite el bachillerato progresivo en 3 años. Facilita cursar FP de forma compatible con la actividad laboral.

Estabilizar el sistema educativo como un pilar básico de las políticas de conocimiento:

Propone un pacto para blindar un suelo de inversión educativa del 5% antes de 2025. Prioriza medidas de equidad y de mejora continua de los centros. Reconstruye el consenso de la comunidad educativa. Recupera el equilibrio competencial entre el Gobierno y las comunidades autónomas. Impulsa la participación de la comunidad educativa en la gestión de los centros.

Refuerza el liderazgo pedagógico de las direcciones de los centros. Propone la creación de un nuevo marco normativo para abordar la reforma de la profesión docente. Refuerza la relación entre el ámbito educativo y el laboral. Flexibiliza el acceso a la FP e impulsa la acreditación de competencias. Se vincula a otras políticas sociales: de igualdad, de salud, de diversidad, de empleo y garantias de derechos digitales

Autonomía de los centros y evaluación.

Esta Ley, otorga mayor autonomía pedagógica para innovar y mejorar contenidos, metodologías y organización de espacios y tiempos. Planes de mejora de los centros a partir de los resultados de las evaluaciones-diagnóstico. Refuerza la vinculación comunitaria de los centros con su entorno. Apoya a los centros que escolarizan alumnado que tiene más necesidades. Fomenta el liderazgo pedagógico de los directores, y la participación del Claustro y del Consejo Escolar en la selección del
director o directora.

Se devuelve al Consejo Escolar su función de órgano de gobierno, control y gestión de los centros sostenidos con fondos públicos.

Una evaluación para mejorar el aprendizaje.

Se eliminan los estándares de aprendizaje y desaparecen las reválidas. En una apuesta por una evaluación centrada en desarrollar el potencial del alumnado:

  • Formativa: diferenciada según las materias y las necesidades de educativo V limitando el recurso a la repetición con medidas preventivas y planes individualizados.
  • Integradora: los objetivos y capacidades serán los referentes, más allá de la mera suma de asignaturas.
  • Colegiada: la decisión de promoción y titulación en la ESO y Bachi- llerato se adopta de manera colegiada, más allá de criterios únicamente cuantitativos.

Habrá evaluaciones censales en 4º de Primaria y 2º de ESO con fines de diagnóstico y de mejora para los centros y el alumnado con planes personalizados. Y evaluaciones muestrales en 6º de Primaria y 4º de ESO con fines de diagnóstico del sistema sin publicar clasificaciones de centros.

Título único de la ESO logrado a través de cualquier programa (Diversificación o Ciclos formativos de grado básico). Se podrá obtener el título de Bachiller por compensación superando.

Nuevos cambios de la LOMLOE en las etapas educativas.

Educación infantil:

Impulso a la detección precoz y atención temprana de dificultades. El primer ciclo 0-3 tendrá carácter educativo con requisitos mínimos y propuesta pedagógica. Orientada a compensar los efectos de las desigualdades de origen cultural, social y económico en el aprendizaje infantil.

Educación primaria:

Autonomía de los centros para flexibilizar las áreas, metodologías, espacios y tiempos. Se recupera la organización de la etapa en tres ciclos y se impartirán materias para la educación en valores éticos y cívicos en el tercer ciclo. La asignatura de religión será de oferta obligatoria pero voluntaria y sin asignatura espejo.

Se favorecerá la inclusión educativa, atención personalizada y prevención de las dificultades de aprendizaje. Con medidas preventivas y limitadoras para reducir las repeticiones. Se fomentará la creatividad, las TIC’s, el aprendizaje competencial y el espíritu científico. Se enviarán informes a la familia: de refuerzo en cada ciclo y al finalizar la etapa.

Enseñanza secundaria (ESO):

Se eliminarán los itinerarios, la jerarquía entre materias y las reválidas. Reforzará el acompañamiento para una transición exitosa entre la primaria y la ESO. Y otorgará autonomía de los centros para agrupar materias por ámbitos interdisciplinares. Se limitará la repetidón que pasa a ser un recurso excepcional. Asignatura de religión será de oferta obligatoria pero voluntaria y sin asignatura espejo.

Programas de diversificación curricular y una FP Básica conducente a título ESO. Refuerzo de la orientación con perspectiva de género en provecho de una educación en valores cívicos y éticos.

Bachillerato:

Se eliminan las reválidas y se recupera la anterior PAU. Con estructura del Bachillerato por modalidades. Se garantiza una oferta de materias mínima y común en todos los centros. Las administraciones educativas regulan las condiciones para un bachillerato progresivo en tres cursos. Para el refuerzo de la igualdad efectiva de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres.

Habrá una evaluación continua y diferenciada según las materias y según las necesidades de apoyo educativo de los alumnos. Se facilitará el acceso a Bachillerato del alumnado de las enseñanzas de régimen especial. Excepcionalmente se podrá obtener el título de Bachillerato por compensación.

Formación Profesional (FP).

La Ley Celaá facilita cursar FP de forma compatible con la actividad laboral. Ante una renovación más ágil de contenidos y títulos ajustados al empleo y los cambios productivos. Permite mayor flexibilidad en el acceso a la FP: elimina requisitos de edad y permite el acceso desde enseñanzas de régimen especial.

Gracias a los programas de “segunda oportunidad” de carácter profesional para quienes abandonen la ESO sin título. Refuerzo de la orientación profesional introduciendo la perspectiva de género. Impulso a la acreditación de la experiencia laboral y a pruebas de acceso con formato más flexible y frecuente. Admite la formación complementaria para completar títulos de FP media y superior. Y la creación de una red de centros para la transferencia de innovación y experiencias de éxito en FP.

Noticias – Free Press Info: Información Digital

3 pensamientos sobre “Ley Celaá: Resumen de la Nueva ley de educación 2020 (LOMLOE).

  1. Buenos días, estoy totalmente a favor de ésta ley. Por fin hay alguien con sentido común que pone a las matemáticas como optativa, a mi hija le ha desaparecido la ansiedad desde que se ha enterado. Ya está bien de considerar idiotas a los que se dedican a las letras. Gracias ministra le estaremos eternamente agradecidos.

  2. Muy a favor de esta ley. Por fin deja claro el carácter educativo del primer ciclo de Educación Infantil. Se da prioridad a los derechos de los niños y covierte en subsidiario el derecho a la conciliación de la familia. Esperemos agilidad en los procesos para su aplicación y que no pase lo que con la LOGSE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *