Economía global

Breve explicación de la economía global, por 119 Misarkía

1. Explicación de la economía global.

LA DEUDA:

Existen una serie de entidades, a saber, bancos centrales en los casos más principales a nivel internacional, que tienen el monopolio de un recurso -el dinero-.
Sólo ellos pueden fabricar el recurso que vertebra el intercambio y la prestación de bienes y servicios.
A su vez se lo dan a otras entidades, Estados o Bancos Comerciales, pero bajo cierto interés.
Como ellos no pueden producir dinero, porque tienen el monopolio los Bancos centrales, les están exigiendo con ese interés algo impagable y más dinero del que en realidad existe.
Los Estados se ven obligados a competir por sus recursos económicos descarnada y desalmadamente para pagar las deudas.
Unas deudas impagables que siempre crecen.
Así se administra el mundo entero desde unos organismos cuyas decisiones son tomadas por muy pocas personas.
Estas personas deciden cuando un país no merece su “confianza” -como una mafia-, y le reclaman el pago de la deuda asfixiándolo.
Pondré un ejemplo:
Yo tengo una fábrica de unicornios, que son moneda de cambio.
Para que tu economía funcione, te doy diez unicornios y te pido a cambio once.
Tú jamás podrás pagarme once unicornios.
A otros países los he dado también unicornios.
Cuando estés desesperado, le robarás al resto sus unicornios.
Pero la deuda de unicornios es tan enorme tras tanto tiempo de economía basada en deudas que, nadie por mucho que robe, puede pagar y se deben más unicornios de los que hay circulando.

LA INVERSIÓN

 

La economía basa toda la riqueza en un sistema de inversión.
Invertir es cambiar el orden, la dirección o la posición de una cosa por sus opuestos.
El dinero es la columna vertebral que articula la producción, distribución y consumo de bienes y servicios.
Es como la sangre que lleva los nutrientes por el cuerpo social y planetario.
El paradigma de la economía hoy en día es ahorrar dinero, que no es nada, para gastar salud humana y medioambiental que lo es todo.
Por eso sale cara la producción en países en que haya más derechos y garantías sociales y ambientales y se la traslada a zonas deprimidas donde se violan todos esos derechos y garantías.
Hasta para aquellas regiones que disfrutan un cierto grado de privilegio, sus derechos y garantías son humillantes y terribles para la inmensa mayoría.
Y las regulaciones en todos lados son transgredidas impunemente, sin consecuencias ni responsables, o con sanciones ridículas.

2. El verdadero paradigma económico:

 

El dinero no debe destruir, racionar, limitar ni paralizar los recursos humanos y naturales como sí sucede hoy en día.
El empleo genera riqueza.
Siempre que se pueda dar empleo, deberá haber dinero para poner en marcha la fuerza de trabajo y los medios de producción.
Mediante mecanismos colegiados de todo tipo se debe elegir la viabilidad en cada nivel competente: local, regional, estatal, continental y planetario.
El impacto de la propia participación decidirá en qué escala nos movemos, en función del interés, porque los órganos los conformarán por libre voluntad de participación universal y sin exclusión aquellos que decidan pronunciarse al respecto.
Cuando los votos de los que libremente deciden participar obtengan una mayoría cualificada, se deberán proporcionar los recursos necesarios para la empresa o el individuo, probando que es un servicio necesario o beneficioso.
Como vemos, esos bancos centrales, habrían sido asumidos por el propio tejido social, que crearía dinero ilimitado en función de las actividades que se querrán realizar y estudiaría s proporcionar los recursos es asumible.
Si se necesitan más recursos para un proyecto común, lo más lógico es que la gente decida trabajar más para lograr esos objetivos, y lo harán con entusiasmo.
La gente se asociará libremente en proyectos e ideas brillantes en los que quiera participar y ver realizados.
La inversión se revertirá y tendremos un modelo original  de participación ciudadana en industrias que producirán el bien común.
Los mecanismos de seguridad para el bien común, serán la propia participación.
Pongamos que X comunidad decide por su cuenta explotar sin un plan sostenible sus recursos (por ejemplo el amazonas)
La iniciativa no podría llevarse a cabo, dado que la inmensa mayoría de la gente quiere proteger el medioambiente frente a intereses particulares.
Como el voto en todas las iniciativas es universal y libre, confiamos en la mayoría de edad, la humanidad y la razón y los sentimientos de la mayoría y nos entregamos al escrutinio universal en todas las iniciativas, públicas y privadas.
La sociedad de la que hablamos requiere de la articulación de grandes medios y plataformas públicos de participación y debate, con las tecnologías de la información y seguridad para el control de las identidades que sean vinculantes en las normativas a implantar en la sociedad y el planeta en general pero, sobre todo, necesita de una gran labor pedagógica y de enculturación para poder adoptar las decisiones más óptimas con los recursos disponibles.
No es utopía, es el inexorable mañana que podría ser ya hoy.
Author: Gilberto Ewale Masa
Periodista, webmaster, productor audiovisual, escritor y músico curioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *