Myanmar

Myanmar está bajo el gobierno de una junta militar que decidió dar un golpe de estado, el pasado 1 de febrero, al gobierno legítimo elegido en 2020. La represión policial y militar en Myanmar comenzó cuando miles de personas decidieron tomar las calles para mostrar su rechazo al golpe de estado.

Un golpe de estado que tiene su origen en el rechazo de los miembros elegidos por el partido que ganó las elecciones. Algunos acusados de corruptos como la exlíder Suu Kyi quien pudo haber aceptado 600.000 dólares y oro como soborno.

ONU pide sanciones para los militares golpistas en Myanmar

Según la Organización de las Naciones Unidas, las fuerzas de seguridad birmanas han acabado con la vida de más de 70 personas durante las manifestaciones pacíficas contra el golpe militar. También ha sido asesinado un miembro del partido político LND (Liga Nacional para la Democracia) tras ser detenido y “bajo custodia policial”.

Al menos 10 personas han fallecido hoy por los disparos con munición real que utilizan las fuerzas de seguridad, se estima que más de 2000 personas han sido detenidas. A pesar de la brutalidad del ejército y la policía, las protestas se han repetido en varias ciudades del país. Se han cerrado industrias y comercios ante la llamada de una huelga general que asfixie la economía y expulse a los dictadores.

La situación está tan descontrolada, que cientos de birmanos han optado por huir de la violencia hacia la India. Muchos policías han optado por escapar también, par no cumplir la orden de disparar con munición real a sus ciudadanos.

Varios países han mostrado su rechazo al golpe militar, como Australia que ya ha roto relaciones con la administración golpista. O Estados Unidos que ya ha aplicado sanciones y bloqueos a las cuentas de los familiares de los militares.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.