Intervenidos 3.600 kilos de hachís escondidos en un garaje de Ayamonte (Huelva). La Guardia Civil ha detenido al responsable de la vigilancia y custodia de la mercancía. Los investigadores habían detectado el vertido previo de droga de una ‘narcolancha’ a varios vehículos todoterreno y activaron un dispositivo de rastreo para identificar el lugar de almacenamiento de la mercancía.

La Guardia Civil y la Superintendencia de Aduanas de la Agencia Tributaria, en un operativo conjunto, intervinieron 113 fardos de hachís con un peso total de más de 3.500 kilos que estaban escondidos en el interior de un garaje situado en el distrito de Punta del Moral en Ayamonte (Huelva).

Los hechos se produjeron en el marco de una operación de control del litoral onubense, realizada por agentes de la Guardia Civil OCON SUR y agentes de vigilancia aduanera, en previsión de un aumento del número de buques de contrabando que podrían intentar introducir cantidades importantes de hachís a la costa de Huelva.

El operativo se inició cuando, con los medios técnicos de ambas carrocerías, se detectó la presencia de una embarcación semirrígida que descargaba una cantidad considerable de bultos en varios vehículos todoterreno en Caño de Canela (Ayamonte).

En ese momento, un dispositivo de vigilancia fue activado por las unidades terrestres de ambos cuerpos de seguridad, lo que permitió la identificación de un garaje, ubicado en la zona de la colonia Punta del Moral, donde presuntamente podrían estar escondidas drogas previamente conservadas. Una vez localizado el garaje sospechoso, se abrió, ya que la puerta del garaje no estaba completamente cerrada, siendo visible el interior.

Cuando los ocupantes del edificio se percataron de la presencia de la policía, huyeron saltando desde el techo a otra propiedad colindante, dejando solo a una persona en el interior, quien declaró a los agentes a cargo que él era el ‘guardia’ o ‘vigilante’ de las mercancías incautadas. El resto de las personas huyó sin que fuera posible su detención.

Tras inspeccionar el interior del garaje, se pudo constatar la existencia de 113 fardos de lona y rafia que contenían aproximadamente 3.600 kilos de hachís. En estas circunstancias, el responsable del control y custodia de la propiedad fue detenido como presunto autor de un delito de contrabando y contra la salud pública en su variante de narcotráfico.

Los hechos investigados son conocidos por el Juzgado de Primera Instancia y Educación de Ayamonte, como custodio, que ordenó el encarcelamiento del detenido.

Los investigadores continúan con acciones para tratar de identificar al resto de personas involucradas en el escondite de la droga, por lo que no se descartan nuevas detenciones en los próximos días.

Source link

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.