Se incautaron 190 armas de fuego y más de 17.000 cartuchos de diferentes calibres

Se incautaron 190 armas de fuego y más de 17.000 cartuchos de diferentes calibres


Se incautaron 190 armas de fuego y más de 17.000 cartuchos de diferentes calibres

Una persona investigada por tenencia ilegal de armas y almacenamiento de municiones

Las armas de fuego incluyen armas cortas, escopetas, rifles, fusiles, metralletas, ametralladoras de gran calibre, más de 12.000 cartuchos metálicos, más de 5.000 cartuchos no metálicos y artefactos explosivos.

Algunas de las armas y municiones incautadas eran consideradas armas de guerra y, aunque la mayoría fueron dadas de baja, podrían reactivarse fácilmente.

Se incautaron 190 armas de fuego y más de 17.000 cartuchos de diferentes calibres

La Guardia Civil, en el marco de una investigación denominada operación “BLACKKMAMBA”, incautó 190 armas de fuego y más de 17.000 cartuchos de distintos calibres durante dos registros domiciliarios situados en la cuenca de Pamplona (Navarra). Durante el operativo una persona fue investigada por los delitos de tenencia ilegal de armas y almacenamiento de municiones.

Entre las 190 armas de fuego se encuentran pistolas, escopetas, rifles, rifles, metralletas y ametralladoras de gran calibre aparentemente inutilizables. Asimismo, se incautaron más de 12.800 cartuchos metálicos, más de 5.000 cartuchos no metálicos, varias granadas (de mano, de mortero y de fusil) en estado inerte.

Asimismo, fueron incautadas piezas fundamentales de armas, repuestos para ametralladoras, cargadores para diversas armas, 1 silenciador de fabricación casera y 1 mira antiaérea; todos compatibles con algunas de las armas incautadas. Algunas de las armas y municiones incautadas son consideradas armas y municiones de guerra.

La investigación se inició a finales de 2023, cuando accidentalmente se descubrió un arma de fuego en estado activo, la cual fue inscrita en el Registro Nacional de Armas (RNA) como inutilizable.

Una vez que los agentes determinaron la trazabilidad del arma, se constató que su dueño también poseía otras tres armas desactivadas, las cuales habían sido incautadas. Por ello, los agentes realizaron registros en la NAS del investigado y pudieron comprobar que poseía una gran cantidad de armas tituladas a su nombre, muchas de las cuales estaban inutilizables.

Por este motivo se allanaron y registraron dos viviendas situadas en la cuenca de Pamplona.

Cabe señalar que de las 190 armas de fuego incautadas, 136 no aparecen en el Registro Nacional de Armas; es decir, escaparon del control administrativo. Partes de estas armas podrían usarse para reactivar o reparar otras armas que hayan quedado inútiles.

La gran mayoría de las armas desactivadas eran muy básicas y podían activarse fácilmente con la sustitución de una sola pieza, como en el caso de las tres ametralladoras incautadas, ya que sólo estarían en perfecto estado de funcionamiento con la sustitución de su cañón.

Esta operación permitió evitar una posible liberación de dichas armas de fuego y cartuchos en el mercado ilícito.

Armas del mercado negro

Ante el endurecimiento, tanto a nivel nacional como europeo, de la normativa que afecta al control de las armas convencionales, gran parte del armamento que abastece el mercado negro en España procede de la rehabilitación (reactivación) de armas de fuego inutilizables (desactivadas), por lo que Pueden volver a realizar tomas reales.

Actualmente, se ha constatado que muchos delitos relacionados con armas de fuego cometidos en España se cometieron con armas catalogadas como inutilizables y que posteriormente fueron rehabilitadas para disparar con munición real.

La operación fue desarrollada por el Servicio de Información de la Guardia Civil de la Comunidad Foral de Navarra con el apoyo del Centro de Información UCE 3, la Intervención de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, el Grupo de Desactivación de Artefactos Explosivos y NRBC Defensa de la Guardia Civil . Guardia Civil (GEDEX) y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Pamplona (USECIC).

La investigación fue coordinada por el Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona (Navarra).

Para más información puede contactar con la Oficina de Comunicación Periférica de la Guardia Civil de Navarra en el teléfono 948296850 (45200) o 636220642.

separador



Source link

Staff Reporter

The Journalists of this publications identities have been hidden for their own safety and all published writing go through our Editor “Gilberto Ewale Masa” for facts checking before publication.


Descubre más desde Free Press Info

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.