copiar examen de conducir

La Guardia Civil ha desarticulado un grupo organizado especializado en copiar en el examen de conducir. La organización fraudulenta operaba en la sede del Centro de exámenes de la D.G.T. en Móstoles. Los agentes pillaron “con las manos en la masa” a uno de los componentes utilizando receptores y cámaras de alta tecnología en el momento del examen. La organización utilizaba este método en todo el país.

 

 

El grupo organizado usaba receptores y cámaras de alta tecnología para engañar en los exámenes de la licencia de conducir. Los investigadores capturaron a una mujer “mano roja” en el centro de pruebas de la Sede Provincial de Transportes de Madrid en Móstoles; la mujer que intentó hacer trampas en la prueba para obtener el carnet de conducir. El grupo desarticulado brindaba transporte y servicios técnicos para copiar en los exámenes y poder aprobar, por lo que cobraban una tarifa de 1.000 euros.

Se han intervenido cuatro equipos completos de dispositivos electrónicos, incluidos teléfonos móviles, cámaras, dispositivos Bluetooth y receptores de audio, así como dos computadoras portátiles y una tablet.

Cámara oculta en la ropa para copiar en el examen de conducir.

La mujer a la que pillaron copiando usaba una chaqueta con dispositivos electrónicos ocultos, especialmente un teléfono móvil. También usaba una cámara conectada al teléfono móvil que iba insertada en la parte delantera de la chaqueta. De esta manera, el examen podía transmitirse en línea y dirigirse a la computadora del centro de pruebas.

Las imágenes se visualizaban en otra computadora, dentro de un vehículo estacionado cerca del centro. En este automóvil, el resto de los equipos intervenidos estaban conectados a la página de test de la DGT para preguntar por las respuestas. Se comunicaban con la mujer que se estaba sometiendo a un examen en el aula a través de un receptor Bluetooth en miniatura colocado en sus oídos.

 Esta acción es fruto de la cooperación entre la Guardia Civil del Departamento de Tráfico de Madrid y los funcionarios de la Jefatura Provincial de Transportes de Madrid.

separador