Vacinación obligatoria Covid

Muchos países están barajando la posibilidad de establecer la vacunación obligatoria contra la Covid-19 como fórmula para acabar con el virus. Aún con todas las medidas adoptadas, el Sars-Cov-2 sigue siendo la principal preocupación en todo el mundo. La aparición de la vacuna parecía ser la solución final hasta que surgieron las nuevas variantes. En este momento la variante más peligrosa parece ser la variante Delta por su alto grado de infección incluso en personas vacunadas.

Según los Centros para el control y prevención de enfermedades (CDC), las vacunas son eficientes. Pero se han dado casos en los que personas vacunadas volvieron a contraer la enfermedad en alguna de sus variantes. Incluso algunas personas han fallecido después de vacunarse. Hasta ahora, se pensaba que las vacunas contra el nuevo coronavirus evitaban la transmisión del virus. Con la variante Delta, los vacunados no solo vuelven a contraer la enfermedad de manera leve, sino que también son capaces de transmitir el virus a otras personas.

Las medidas de prevención del virus han supuesto una seria restricción de las libertades de las personas, acabar con el virus se ha convertido en una prioridad total. Las CDC afirman que las vacunas son seguras, aunque cada una (Moderna, Pfizer, Jansen, AstraZeneca) puede desencadenar reacciones adversas leves; como fiebre o dolor en el lugar de la inyección u otras más graves como anafilaxia. Los efectos secundarios a largo plazo todavía son una incógnita.

¿Es legal la vacunación obligatoria contra la Covid-19?

La aparente seguridad de las vacunas ha animado a numerosos gobiernos a imponer la vacunación obligatoria contra la Covid-19 entre sus ciudadanos. En España no es obligatorio vacunarse contra el nuevo coronavirus, aunque algunos políticos como Revilla ya le han pedido al presidente Pedro Sánchez que articule el modo legal de establecer la vacunación obligatoria en el territorio español. “Que unos no compliquen la vida de otros”, Miguel Ángel Revilla (Presidente de Cantabria).

En Italia articularon un decreto ley del 25 de mayo que obliga a médicos y personal sanitario a vacunarse contra la covid-19. Bajo riesgo de ser privado de ejercer su profesión en contacto con la población. Esta obligatoriedad ha sido recurrida por 300 personas ante la justicia italiana.

El Gobierno del Reino Unido comunicó el pasado 16 de junio la obligatoriedad de vacunarse para las personas que trabajan en residencias de ancianos. De modo que, tanto personal médico como otros colectivos con labores en geriátricos tienen plazo hasta octubre para inocularse si quieren seguir trabajando en este sector. Esta medida espera recibir el visto bueno del Parlamento.

En Francia, Macron anunció, el pasado 12 de julio, la vacuna obligatoria para todo el personal sanitario y aquellos en contacto con personas vulnerables. El plazo vence el 15 de septiembre, de modo que los que no están vacunados, podrían no percibir su salario.

Países en los que ya es obligatorio que ciertos grupos de población se vacunen:

En Rusia, Vladimir Putin se opone a imponer la obligatoriedad de inocularse la vacuna a nivel nacional. Pero la ciudad de Moscú ha establecido la vacunación obligatoria a todos los trabajadores del sector servicios. EL plazo vence el 15 de agosto, fecha en la que un 60% de trabajadores, unos dos millones de personas aproximadamente, deberán estar inmunizadas.

En Grecia, el primer ministro anunció que a partir del 1 de septiembre los trabajadores de asilos y los sanitarios deben vacunarse.

En Kazajastán: Es obligatorio que personas que trabajan en contacto con los ciudadanos se vacunen desde el 1 de julio. Los que se nieguen a vacunarse no podrán atender a los clientes.

Fidji: en el archipiélago del Pacífico es obligatorio que todos los trabajadores (del sector público y del privado) se vacunen. Los funcionarios que no hayan recibido su primera dosis antes del 15 de agosto serán dados de baja y se arriesgan a ser despedidos si no han recibido la pauta completa antes del 1 de noviembre. En el sector privado, el plazo para la inoculación de la primera dosis es antes del 1 de agosto.

Estados Unidos: La ciudad de San Francisco ha anunciado sanciones para aquellos de sus 35.000 empleados que no se vacunen contra el covid-19. En Texas, más de 150 empleados de uno de los hospitales más grandes del estado han sido despedidos tras rechazar vacunarse.

En otros países, se restringen algunas actividades cotidianas como asistir a teatros, cines, festivales, cafés, bares o restaurante, salvo que hayan acreditado haber sido vacunados. Lo que se conoce como el pasaporte verde es una medida cuestionada por numerosas organizaciones por los Derechos Humanos por ser discriminatoria.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.