Ecuador: Revolución de los Zánganos

La crisis que mantuvo en vilo al Gobierno de Ecuador ha finalizado con la derogación del Decreto 883 a petición del Movimiento Indígena (C.O.I.E).  Durante las protestas, 7 personas han muerto y cerca de 1350 han resultado hertidas.

Los jefes indígenas aceptaron dialogar con el presidente de ecuador.

Ambas partes manifestaron su interés por reconstruir la paz en la sociedad. Para ello, El movimiento Indígena pidió: que se publiquen con total transparencia los acuerdos con el FMI, y que el gobierno, en muestra de respeto a los derechos humanos, destituya a la Ministra de Interior y al Ministro de Defensa. Por la violencia desmedida contra el pueblo y terrorismo de estado que han sufrido los ciudadanos durante las protestas.

La petición más importante ha sido la derogación del Decreto 883.

El presidene Lenín Moreno, en un ejercicio de agilidad institucional, aceptó la petición de derogar el Decreto 883 y rápidamente su equipo se puso a trabajar en la redacción del nuevo decreto que lo remplazará y dejará sin efecto al anterior.

“Una solución para la paz y para el país: el Gobierno sustituirá el decreto 883 por uno nuevo que contenga mecanismos para focalizar los recursos en quienes más los necesitan. ¡Se recobra la paz y se detienen el golpe correísta y la impunidad!”, tuiteó el presidente ecuatoriano en su perfil de Twitter.

Los Jefes Indígenas y gran parte de la sociedad han interpretado que el Gobierno de Lenín se mantiene en la posición de sustituir el Decreto 883 cuando se acordó derogar. “No queremos revisión de decreto, exigimos Derogatoria  absoluta del 883. Y si (gobierno de Moreno) no cumplen, la decisión del pueblo será seguir en resistencia”, decía una jefa indígena.

12 días de protesta y enfrentamientos en las calles de Ecuador

Los saqueos, el vandalismo y la violencia se instalaron en Ecuador desde que Lenín Moreno anunciase el nuevo paquete de medidas económicas. Las medidas de moreno incluían un aumento del precio de la gasolina un 123%, al  cancelarse los subsidios al combustible.

En un principio, el anuncio de Lenín Moreno provocó una huelga de transportistas que no duró mucho. Pero las protestas de los jóvenes no cesaron y han generado una crisis nunca antes vista en el país. La situación es tan crítica que el presidente ecuatoriano tuvo que trasladar la sede del Gobierno a Guayaquil ante la llegada de miles de personas con intención de asediar el palacio presidencial.

La situación llegó a ser tan insostenible, que el gobierno ordenó el toque de queda, por lo que no se permitía circular libremente por la ciudad de Quito. Lenín declaró que las nuevas medidas no eran negociables. Después de una semana de protestas, el presidente ecuatoriano tuvo que convocar a los líderes indígenas para dialogar.

La población, en especial lo jóvenes protestan porque las medidas provocarán un aumento de la pobreza de cara al futuro. El país está endeudado desde 2007 y ha pedido nuevos créditos y prestamos al Fondo Monetario Internacional.

Ante la situación, la oposición ha pedido elecciones anticipadas dado que la popularidad del actual presidente ecuatoriano Lenín Moreno ha tocado fondo. Más de 800 personas han sido detenidas desde el inicio de las manifestaciones antigubernamentales y se cuentan 4 muertos de manera oficial.

El ejército ha salido a la calle en defensa de la población civil y se ha enfrentado en varias ocasiones a la policía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: