Precio de la luz

Precio de la luz, mercado regulado y mercado libre

Economía

Abril ya es el mes con la mayor subida del precio de la luz en España, la Tarifa General 2.0 A ha llegado a los 0,15226 €/kWh y la Tarifa Nocturna 2.0 DHA a 0,10088 €/kWh en el mercado regulado. La tarifa regulada, conocida también como tarifa PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) cambia cada día y cada hora, según la oferta y la demanda de electricidad.

La OCU ha concluido en que es “el abril más caro en 8 años”; la tendencia era de cierta relajación en la factura en los anteriores meses de abril. Pero resulta que pagaremos casi 7 € más que en marzo; entre los culpables de esta subida están los derechos de emisión de CO2 y el clima, entre otros factores.

El precio de la luz ha subido hoy hasta los 0,15226 €/kWh

El precio de la luz del mercado regulado no solo depende de decisiones políticas, aunque se suele utilizar como promesa electoral con su bajada o intervención. En enero de 2021, la tarifa de la luz en España fue una de las más altas de Europa debido a la borrasca Filomena. Incluso diversas organizaciones le pidieron al gobierno una intervención directa debido al precio desproporcionado que la electricidad había alcanzado.

Estas subidas inesperadas del precio, han sido la excusa perfecta de las comercializadoras de energía para criticar el mercado regulado. La liberación del mercado energético español, que se produjo en 2009, atrajo a las empresas privadas dedicadas la comercialización de energía. Esta liberalización ha supuesto una ventaja para el consumidor a la hora de elegir cómo administrar el uso de la energía.

El mercado libre tiene una oferta fija para el consumidor de la energía eléctrica según la tarifa, con precios competitivos y tarifas planas según las condiciones de cada contrato. En este mercado, las empresas comercializadoras actúan como empresas multiservicio que ofrecen productos y servicios asociados a descuentos en la factura del cliente.
No se puede afirmar que sean más baratos, ya que exigirán mayor atención al uso de la energía en el hogar. Las comercializadoras suelen pactar un consumo máximo anual para cada usuario a cambio de una mayor seguridad en el precio de la factura.

Deja un comentario