Octubre de 2021

En octubre, un total de 3470 terremotos en la zona de Canarias, con una magnitud máxima de 5,0 mbLg en sismos localizados los días 30 y 31, a las 6:24 y 17:52 (UTC), con profundidades de 35 y 38 km e intensidad IV-V y V (EMS98), respectivamente. Estos dos terremotos corresponden al proceso eruptivo que se desarrolló en la isla de La Palma, que se inició el 19 de septiembre y es objeto de actualidad en este mismo apartado.

En la isla de La Palma a total de 3416 terremotos, 635 sentidos por la población. En el resto de las islas, la actividad fue baja durante este mes, con un total de 54 sismos localizados con una magnitud máxima de 3,3 mbLg del sismo ubicado en el mar, el 13, a 30 km de profundidad y 120 km al oeste de l isla de Lanzarote.

Entre las islas de Gran Canaria y Tenerife La actividad continuó, con 22 sismos ubicados a profundidades entre 6 y 36 km y magnitudes entre 1,2 y 2,7 ​​mbLg. Dentro de la isla de Tenerife, la actividad sísmica se localizó principalmente en las zonas próximas a Icod de los Vinos, Vilaflor, Teide-Pico Viejo y Guía de Isora, con un total de 23 sismos situados entre magnitud 0,5 y 1,7 mbLg, y profundidades entre 3 y 15 km.

En la isla de El hierro En este período se localizaron 3 terremotos, entre 2.0 y 2.6 mbLg.

Los resultados obtenidos de las observaciones realizadas por las estaciones GNSS permanentes de la Red de Vigilancia Volcánica, del procesamiento InSAR y de las señales de los inclinómetros de la isla de La Palma, muestran la existencia de deformaciones asociado con el proceso eruptivo que comenzó el 19 de septiembre de 2021 y aún está en curso.

En el resto de islas no se observaron deformaciones significativas que pudieran estar asociadas a variaciones relevantes en el estado de los sistemas volcánicos.

El análisis de los datos obtenidos en los puntos de control de la red de vigilancia geoquímica desplegados en La Palma indican que hubo un aporte de gas de origen profundo, helio y CO2 principalmente en gases disueltos.

Del mismo modo, la concentración de hidrógeno en estos gases disueltos continuó siendo alto, lo que estaría estrechamente relacionado con la sismicidad y la microfractura asociada con el proceso eruptivo en curso.

Del mismo modo, las concentraciones de radón y torón en el suelo, en al menos dos de las estaciones, muestran incrementos que podrían estar relacionados con la sismicidad y deformación registrada durante el proceso.

Análisis de datos de la red de estaciones. volcanomagnético de Canarias no presenta ninguna variación relevante que pudiera estar relacionada con cambios en el nivel de actividad volcánica ni en la isla de El Hierro ni en la de Tenerife.

Leer más sobre la actividad volcánica del Erupción en La Palma.

El IGN continuará monitoreando la actividad sísmica que se puede seguir a través del Visor de terremotos de Canarias.



Source link

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.