La red 5G y sus efectos sobre la salud humana

5G

¿Qué efectos tiene la red 5g en la salud ?

Un estudio avalado por la OMS confirma que las ondas 5G no tienen efectos adversos en la salud. Las ondas emitidas por esta tecnología son no ionizantes, lo que significa que carecen de la energía suficiente para destruir el ADN y causar daños celulares.

Las redes de quinta generación, 5G, que permiten aumentar 10 veces la velocidad de conexión, ya se está usando de forma regular en China. País que recibió el primer brote del nuevo coronavirus y por el cual han surgido rumores que relacionan la aparición de esta enfermedad con la nueva tecnología movil. En Reino Unido también se ha tenido que desmentir que el 5G influya en el avance del coronavirus.

La OMS ha catalogado el 5G como un cancerígeno de nivel 2B, al mismo nivel que productos como el café, los móviles, la aloevera, los polvos de talco, la naftalina, el plomo, la gasolina. O el trabajo en industria textil, trabajar de bombero, trabajar de carpintero y el trabajar en una imprenta, entre otras cosas.

Tipos de 5G

Hay diferentes tipos de 5G, los más básicos son los denominados 5G “Sub-6 GHZ” (llamado así porque las frecuencias de radio que utiliza son todas inferiores o inferiores a 6 GHz). Y la “onda milimétrica” de 24GHZ o superior (su nombre se debe a  que las longitudes de onda de radio individuales se pueden medir en milímetros). El único tipo de señales de radio 5G que ahora se usa en las redes 5G en China es la variedad sub-6 GHz. Todas las redes móviles 4G existentes usan señales en este rango, por ejemplo, y también lo hace el Wi-Fi (recuerde, funciona a 2.4 GHz y 5 GHz) igual que su horno de microondas doméstico.

Si bien es cierto que la OMS afirma que la radiación no ionizante no tiene efectos adversos en la salud a corto plazo, hay que aceptar que admite que faltan estudios sobre sus efectos a largo plazo. El último estudio publicado por la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No ionizante concluye que el 5G no es una amenaza para la vida humana. En concreto si los niveles de señal que se generan permanecen por debajo de sus configuraciones sugeridas, lo que hacen todos los dispositivos y redes actuales, los impactos en la salud pública no son una preocupación.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: