La Oficina de Protección al Inversor de BME resuelve todas las reclamaciones de su competencia en 2021

[ad_1]

La Oficina de Protección al Inversor de BME resuelve todas las reclamaciones de su competencia en 2021

  • Con un protagonismo del inversor privado en el 96% de las preguntas, se consolida la necesidad de que los inversores privados cuenten con dicha figura
  • Son recurrentes las preguntas sobre las comisiones cobradas por los valores excluidos de negociación y sobre la obtención del valor de compra de los valores adquiridos hace mucho tiempo
  • Crecen también las solicitudes de autorización de algunas entidades (bares financieros en la playa) y plataformas para operar en bolsa
  • La Oficina de Protección al Inversor colabora con el Instituto BME en los cursos organizados con el CGPJ y se ha reunido con asociaciones de consumidores y usuarios financieros


La Oficina de Protección al Inversor de BME, que se ocupa de las Bolsas de Valores de Madrid, Barcelona, ​​Valencia y Bilbao, ha hecho público hoy sus respectivos informes anuales correspondientes al ejercicio 2021. En cuanto a la Bolsa de Madrid, las casi 1.600 llamadas telefónicas y más de 500 el correo electrónico, mientras que el correo ordinario prácticamente ha desaparecido como medio de tramitación de quejas y consultas.


Por otro lado, en las cuatro bolsas de valores hubo una disminución significativa en el número de reclamos y su grado de conflictividad. El 96% de las solicitudes provino de inversores privados, un punto porcentual más que hace un año, mientras que el 2% provino de miembros de mercados e instituciones financieras y otro 2% de emisores.


El 27% de la información solicitada se centró en información sobre valores y otro 24% en hechos relevantes de sociedades cotizadas. El tipo de consulta más numeroso, clasificado como “otro”, acaparó el 49% restante. En esta última categoría se incluyen cuestiones como el requisito mínimo de negociación de lotes de valores, el coste de las comisiones generadas por los valores excluidos de negociación, el coste de gestión de los warrants, cuestiones relativas a valores cotizados en otros mercados como AIAF, MEFF o BME Growth, y también dudas sobre las plataformas comerciales, tras el aumento del interés en cómo invertir de los revendedores.

En 2021 se ha producido un aumento de solicitudes de inversores que querían confirmar que las entidades a través de las que operan eran entidades autorizadas por la CNMV para prestar servicios de inversión. En contadas ocasiones, estas preguntas han llegado tras una mala experiencia previa con los llamados “chiringuitos financieros”.

También se han incrementado las consultas sobre materias en las que esta Oficina no es competente, como valores extranjeros negociados en mercados internacionales, valores en divisas, criptomonedas o productos apalancados fuera del mercado español, como los CFD.

Entre otros temas, los inversores también preguntaron por warrants, ampliaciones de capital o la situación financiera de una empresa.

En la Bolsa de Madrid, el 50% de los expedientes de quejas o denuncias se resolvieron con consultas de litigio, en las que se resuelve la discrepancia aportando la información correspondiente, mientras que el 50% restante se relaciona con materias sobre las que se encuentra la Procuraduría. de inversores no competentes.

El informe anual también incluye detalles sobre otras actividades de la Oficina del Protector de Inversionistas este año. Por ejemplo, la participación en cursos de formación que el Instituto BME organiza para el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para informar a los magistrados y magistrados de la existencia de esta figura y de la fuente de información que puede proporcionar para conocer las operaciones bursátiles. de algunas reclamaciones van a los tribunales. Por otro lado, la Oficina mantuvo reuniones con asociaciones de consumidores y usuarios financieros para compartir las inquietudes de inversores y otras entidades relacionadas con los servicios de inversión.

Entre las recomendaciones contenidas en el Informe, se pone el acento en las cuestiones excluidas del listado, especialmente en el caso de que se encuentren en situación de inactividad. En este caso, se recomienda a las entidades participantes en Iberclear que agilicen la activación del procedimiento de baja voluntaria, de manera que los inversores individuales no tengan que asumir el coste de mantenimiento del registro de valores.

En la parte relativa a las entidades, en línea con la CNMV, se considera “una buena práctica que la entidad no transmita comisiones de custodia al cliente en el caso de que los valores depositados queden excluidos de cotización y sean improductivos”.

“La Oficina Protectora del Inversionista continúa siendo un medio eficaz y seguro para cualquier persona interesada en obtener información y resolver dudas sobre la ejecución de operaciones bursátiles. Estamos trabajando para agilizar aún más la atención de estas cuestiones con medios digitales, para seguir siendo percibidos por los inversores como una figura ágil y eficiente con la que el inversor puede contactar en cualquier circunstancia y a través de cualquier canal”, afirma Gloria Martínez-Picazo, BME Protector de Inversionistas.

Puede consultar los informes de Bolsa en estos enlaces Madrid, Barcelona, valenciano Y Bilbao.



[ad_2]

Source link

Staff Reporter

The Journalists of this publications identities have been hidden for their own safety and all published writing go through our Editor “Gilberto Ewale Masa” for facts checking before publication.


Descubre más desde Free Press Info

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.