La Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra intervienen unas 70 webs fraudulentas que venden múltiples productos con los que estafar a miles de personas


La Guardia Civil y los Mossos d’Esquadra intervienen unas 70 webs fraudulentas que venden múltiples productos con los que estafar a miles de personas

Se estima que esta estafa habría afectado a 4.000 víctimas, estimándose el beneficio obtenido por sus autores en unos 2,5 millones de euros.

Los siete integrantes del grupo delictivo fueron detenidos, además de interferir en la infraestructura informática necesaria para el desarrollo de la actividad investigada

Todos los sitios web fraudulentos detectados fueron intervenidos y mostraron un mensaje de advertencia a los posibles compradores de que han sido bloqueados por una orden judicial.

Tras la actuación policial, se denegó el acceso a casi 1.000 posibles víctimas hasta el día siguiente, cuando se bloquearon los sitios web mencionados anteriormente.

La Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra intervienen unas 70 webs fraudulentas que venden múltiples productos con los que estafar a miles de personas

Agentes de la División de Ciberdelincuencia de la Unidad Operativa Central de la Guardia Civil junto con la Dirección General de Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra del Área Metropolitana Norte Policía Criminal en el marco de la Operación TOKIO-DESLA, tienen un grupo delictivo dedicado a la venta de productos a través de webs fraudulentas aplastó y arrestó a sus siete miembros.

Importante innovación en la actuación frente a este tipo de organizaciones

Hasta ahora, las investigaciones sobre estos grupos criminales se han centrado en identificar a sus miembros y cerrar los sitios web mediante la aprobación judicial correspondiente. En este caso, la investigación también se centró, como elemento de valor añadido, en el servidor que aloja las páginas web, con el fin de localizarlo e intervenirlo físicamente. Esto permitió bloquear el acceso al contenido de las distintas webs examinadas y configurar un mensaje con los logos de los Mossos d’Esquadra y de la Guardia Civil, alertando a los potenciales clientes de que la web en cuestión estaba siendo hackeada.

De esta manera, se logró un efecto disuasorio para el ciudadano y al mismo tiempo se evitó que aumentara el número de víctimas, ya que 1.000 personas podrían ser víctimas potenciales de estos hechos solo el primer día después de las acciones.

Las webs contenían ofertas muy atractivas de productos electrónicos y electrodomésticos como televisores, lavadoras y videoconsolas, incluyendo otros como piscinas portátiles o sofás. Los precios estaban muy por debajo del precio de mercado habitual, con promociones y descuentos por encima de las ventas que normalmente se ofrecían.

Con el fin de dar más rigor a los sitios web, sus creadores realizaban importantes pagos para posicionarlos de manera destacada en los buscadores más populares.

En cualquier caso, luego de que la víctima completó el proceso de compra y realizó la transferencia, los compradores no recibieron los productos adquiridos. Este hecho, sumado a la gran cantidad de comentarios y críticas negativas publicadas en la red sobre estos sitios, les obligó a reclamar la cantidad defraudada, ya que, por regla general, no podían contactar con los responsables.

Estos pidieron disculpas en las pocas ocasiones en que lograron hacerlo, afirmando, entre otras cosas, que precios tan favorables no se materializaron debido a compras conjuntas a diferentes proveedores y grandes lotes de productos que serían enviados y entregados en los meses posteriores a la entrega. de los bienes comprados ni en este caso.

resultados de la intervención

La investigación reveló que los estafadores habían lanzado más de 70 sitios web fraudulentos y se estima que el alcance de la estafa ascendería a 4.000 víctimas y alrededor de 2,5 millones de euros. En cualquier caso, se trata todavía de datos preliminares que podrían incrementarse tras un minucioso análisis del material intervenido durante la operación realizada.

El lunes 27 de junio se llevó a cabo el dispositivo operativo conjunto, resultante de la detención de siete miembros del grupo investigado, así como de la práctica de ocho entradas y registros, seis en domicilios y dos en locales, en municipios del Vallès Orientales como: como Bigues i Riells, La Roca del Vallès, Lliçà d’Amunt y Granollers. Se invadieron dispositivos electrónicos, computadoras, documentación diversa, billeteras de criptomonedas, varios discos duros y un servidor.

La investigación está en curso y no se descarta la existencia de terceros vinculados a estos hechos, así como un mayor número de víctimas que aún no han sido identificadas.

El fraude en Internet y su investigación

Según estadísticas del Ministerio del Interior, el fraude en Internet representa más del 90% de los delitos conocidos, lo que subraya el creciente impulso de este tipo de delitos.

El protagonismo que está tomando esta tipología delictiva en los datos globales, y la vulnerabilidad y sensación de impunidad que inspira en la ciudadanía, exige abordar las investigaciones desde una visión holística, abarcando todas las unidades de investigación, desde la central hasta la periférica, como así como las oficinas de atención al ciudadano, que se relacionan con las fuerzas y órganos de seguridad.

Consejos de seguridad para compras en línea

– Compra en sitios web seguros. Para determinar si un sitio es confiable, se pueden realizar varias comprobaciones básicas:

  • Sitios web con certificado de seguridad caducado “https:”
  • Si los precios son mucho más bajos que los precios reales, podría ser una indicación de que estamos ante una compra potencialmente incierta.
  • Según la normativa, las empresas están obligadas a facilitar los datos reales y físicos del titular, NIF/CIF y domicilio fiscal.
  • Busque comentarios o reseñas sobre sitios web sospechosos de fraude.
  • Presta especial atención a las páginas web que aparecen en las primeras posiciones de búsqueda con la etiqueta “anuncio”.

– Si has sido víctima de una estafa:

  • Es importante comunicar el hecho al banco desde el cual se realizó el pago.
  • Reportar el caso a la policía.
  • Si necesita asesoramiento o sospecha que ha sido víctima de un delito relacionado con la navegación web, el correo electrónico ciberestafas@guardiacivil.es está a su disposición.

Para más información contacta con el gabinete de prensa de la UCO en el 91 503 13 27.

separador



Source link

Staff Reporter

The Journalists of this publications identities have been hidden for their own safety and all published writing go through our Editor “Gilberto Ewale Masa” for facts checking before publication.


Descubre más desde Free Press Info

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.