La Guardia Civil desmantela una organización criminal especializada en alunizajes y robos de fábricas y naves industriales

[ad_1]

La Guardia Civil desmantela una organización criminal especializada en alunizajes y robos de fábricas y naves industriales

El operativo detuvo a 7 personas y recuperó 7 vehículos sustraídos y una ambulancia médica

Entre los detenidos figura el líder de la banda encargada de coordinar todos los ataques

El valor de los efectos salvados se estima en más de 800.000 euros

La Guardia Civil desmantela una organización criminal especializada en alunizajes y robos de fábricas y naves industriales

La Guardia Civil detuvo a 7 personas, 5 hombres y 2 mujeres, en el marco de la operación “MATALAF” desarrollada en la provincia de Valencia, pertenecientes a una organización criminal especializada en la realización de alunizajes y butrones en instalaciones y naves industriales. A los detenidos se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales, falsedad en documento público, infracciones contra la seguridad vial, 7 robos y hurtos, circulación de vehículos, daños materiales, robo con violencia e intimidación y 61 robos con fuerza.

Entre los detenidos se encuentra el líder de la banda, quien se encarga de coordinar todos los ataques.

La operación se inició a mediados de agosto cuando los agentes tuvieron conocimiento de varios robos a comercios en los polígonos industriales de Náquera y Lliria.

Tras las primeras investigaciones, los agentes pudieron acreditar la existencia de una organización criminal de origen español, cuya actividad principal consistía en ataques a edificios comerciales e industriales. Esta banda tenía su base en la provincia de Valencia e incluso se desplazaba a la provincia de Castellón para realizar robos.

Durante los robos sustrajeron una variedad de productos de alto valor, en particular teléfonos, perfumes y electrónicos, para su posterior distribución ilegal en el mercado. Además, los detenidos llegaban a robar fincas y tiendas de mascotas.

Los agentes continuaron con la investigación y confirmaron que había un líder dentro del grupo organizado que se encargaba de seleccionar las instalaciones donde se llevarían a cabo los robos. Además, el resto del grupo estaba perfectamente estructurado, teniendo cada miembro su tarea asignada. Uno se encargaba de alquilar los vehículos, otros hacían labores de vigilancia de las empresas y otros hacían el butrón días antes y se encargaban de taparlo para que nadie lo viera.

La organización alquiló y robó vehículos de alta gama para luego realizar robos a la fuerza, algunos utilizando el método de alunizaje y otros utilizando el método Butrón. También aprovecharon el fin de semana y fechas determinadas para cometer el robo y así captar más material.

Vestida con ropa de trabajo para pasar desapercibida

Para dificultar el trabajo policial, vestían overoles o ropa de trabajo para pasar desapercibidos. También cambiaron las placas de los vehículos robados que utilizaron para cometer los robos. De esta forma robaron 14 tiendas en 3 días.

Fruto de la investigación, los agentes encontraron una casa de campo que habían reconstruido con los materiales obtenidos durante los robos y convertida en chalet en el municipio de Lliria, donde también se encontraban los vehículos utilizados por la organización.

Por este motivo, los agentes realizaron un total de 12 registros en las ciudades de Burjassot, Benimamet, Alboraia, Valencia, Villamarchante y Lliria, afectando a 5 vehículos (2 de alta gama) por valor de 100.000 euros, 25.000 euros en efectivo y material de vigilancia ( inhibidores, walkies, etc.). Además, se decomisó 1 escopeta, 1 revólver apto para disparar diferentes municiones y 3 pistolas simuladas.

Además, 150 teléfonos, 2 cachorros de Pomenaria por valor de 3.400 euros, 2.000 artículos deportivos, aparatos electrónicos, aires acondicionados, muebles (colchones, sofás, sillones, etc.), herramientas (fresadoras, taladros, radiales, etc.), materiales de construcción diversos , repuestos de vehículos y tabaco, entre otros materiales.

Asimismo, se aseguraron 7 vehículos sustraídos y una ambulancia medicada por valor de 100.000 euros.

Por otro lado, los investigadores han esclarecido hasta el momento más de 70 delitos cometidos por el grupo delictivo en menos de 7 meses en las provincias de Valencia y Castellón. El valor de los efectos salvados se estima en más de 800.000 euros.

La operación fue llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil de Bétera y Lliria y contó con la colaboración del Grupo de Fuerzas Especiales de Seguridad Rural (ARS) nº 2 de Sevilla y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia (USECIC) de Valencia.

El caso fue trasladado al Juzgado de Primera Instancia y Orden nº 2 de Lliria (Valencia).

Para más información puedes llamar a la Oficina de Comunicación Periférica (OPC) de la Guardia Civil de Valencia al 96-317.23.85 y 690 94 68 37 / 661 90 07 95.

separador

[ad_2]

Source link

Staff Reporter

The Journalists of this publications identities have been hidden for their own safety and all published writing go through our Editor “Gilberto Ewale Masa” for facts checking before publication.


Descubre más desde Free Press Info

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.