Guinea

Guinea – Conakry ha sufrido un Golpe de Estado militar. Después de asediar el palacio presidencial y de detener al expresidente Alpha Conde; el Grupo de Fuerzas Especiales del Ejército ha disuelto la Constitución y la Asamblea Nacional del país por primera vez en más de una década. Con el fin de reforzar su control sobre el país, la junta militar ha dicho que reemplazará los gobernadores de Guinea por comandantes regionales.

La junta militar, liderada por Mamadi Doumbouya, ha convocado una multitudinaria reunión para este lunes. Espera que los funcionarios locales asistan a esta reunión, con la advertencia de que la falta injustificada será considerada como un acto de rebelión contra la junta.

El domingo por la mañana, estallaron fuertes disparos cerca del palacio presidencial y continuaron durante horas. Esto que provocó temores en una nación que ya ha sido testigo de muchos golpes de Estado e intentos de asesinato presidencial. El Ministerio de Defensa afirmó inicialmente que el ataque había sido repelido por las fuerzas de seguridad, pero la incertidumbre creció cuando no hubo señales posteriores de Conde en la televisión o la radio estatales.

Guinea – Conakry: el expresidente buscaba un tercer mandato desde el año pasado, violando los límites de su mandato.

La destitución del Alpha Conde se debe a que el expresidente buscaba un tercer mandato desde el año pasado, alegando que los límites del mandato no se aplicaban en él. La oposición y la junta militar estaban en contra de los planes de Conde; pero algunos observadores internacionales apuntan que el motivo del golpe militar podría deberse a una propuesta reciente para recortar algunos salarios militares.

No se sabe cuánto apoyo tiene el líder de la junta, el coronel Mamadi Doumbouya, dentro del ejército más grande de Guinea. Doumbouya se entrenó con oficiales militares franceses y estadounidenses a través de AFRICOM en Burkina Faso dirigió a soldados de élite como comandante de la Unidad de Fuerzas Especiales del Ejército. Pero aún es posible que otros leales al presidente derrocado puedan montar un contragolpe en las próximas horas o días.

Los militares han rechazado las peticiones de liberar del expresidente, que a sus 83 años permanece cautivo y con atención médica personalizada. El bloque regional de África Occidental, CEDEAO ha pedido su liberación inmediata y ha amenazado con imponer sanciones si los militares no cumplen con la demanda.

Doumbouya remplazará a los gobernadores por comandantes regionales.

Los acontecimientos que siguieron reflejaron de cerca otros golpes de estado militares en África Occidental: el coronel del ejército y sus colegas tomaron el control de las ondas, profesando su compromiso con los valores democráticos y anunciando su nombre: El Comité Nacional para la Agrupación y el Desarrollo.

Después de anunciar el golpe en la televisión estatal, Doumbouya se presentó a sí mismo como un patriota de Guinea, dijo que el país no había progresado económicamente desde que se independizó de Francia décadas antes. “Ya no confiaremos la política a un solo hombre. Lo confiaremos al pueblo”, dijo, envuelto en una bandera guineana con una media docena de soldados flanqueados a su lado.

Más tarde, la junta anunció planes para reemplazar a los gobernadores de Guinea por comandantes regionales en un evento público el lunes. Doumbouya advirtió: “Cualquier negativa a comparecer será considerada como acto de rebelión”.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, tuiteó que condenaba enérgicamente “cualquier toma del gobierno por la fuerza del arma”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.