Guardia Civil en Almería

El cuerpo de la Guardia Civil en Almería, en el transcurso de la operación “Guerrero”, ha detenido a 8 personas, entre los que se encontraba el líder de la red. Pertenecían a una organización criminal dedicada a la introducción de grandes cantidades de hachís con embarcaciones de recreo. La operación ha sido llevada a cabo por guardias civiles del Órgano de Coordinación de Operaciones contra el Narcotráfico (OCON-SUR).

Guardia Civil en Almería

Los agentes han intervenido cerca de 5 toneladas de hachís, 6 vehículos, 50.785 euros, equipos electrónicos y de comunicación.  La operación comenzó en abril, en el momento en el que la Guardia Civil que se encontraba en el Puerto Deportivo de Almerimar en El Ejido. Se percataron de que dos personas estaban en el interior de un vehículo, en actitud vigilante y realizando maniobras por lo que levantaron las sospechas de los agentes.

Guardia Civil en Almería: Nuevo golpe al narcotráfico.

Más tarde,  los mismos agentes pudieron observar cómo una furgoneta de carga entraba rápidamente en el puerto. Motivos suficientes para que los agentes comprobaran en el lugar, la identidad del titular del primer vehículo. La sorpresa de los agentes llegó cuando los agentes se percataron de que el sospechoso era una persona con antecedentes por narcotráfico. Así, se levantó la sospecha de que estas personas iban a realizar un transporte de droga.

Una hora después de haber detectado los sospechosos, la furgoneta procedió a salir del puerto, por lo que los agentes decidieron seguir  al  vehículo llegando hasta una urbanización próxima. Dentro de la urbanización, la Guardia Civil interceptó la furgoneta, y el conductor intentó zafarse poniendo en peligro a los agentes.

Tras la inspección del contenido del vehículo, los agentes de la Guardia Civil en Almería encontraron en su interior 59 fardos de hachís cuyo peso tasado era de 1.770 kilos. Se procedió a la detención del conductor. En ese momento, mientras procedían a la detención del conductor los agentes pudieron observar como las dos personas que viajaban en el turismo, y que se habían quedado fuera de la urbanización, entraron a la misma. Después de ver la actuación policial huyeron a pie.

Posteriormente, los agentes detuvieron a uno de ellos, quien se resistió para evitar su detención. Por otro lado, cerca del lugar en el que se produjo el alijo, una patrulla de Seguridad Ciudadana identificó a tres personas que se dieron a la fuga al advertir la presencia policial. Estas personas fueron posteriormente relacionadas con la “colla” (las personas encargadas de descargar los alijos).  

Después de estas detenciones, se iniciaron las pesquisas para detener a la otra persona que se dio a la fuga y al resto de la organización.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.