Filadelfia: derrame químico en el río Delaware

0
138
Filadelfia
Imagen: Nicholas Croce

La ciudad de Filadelfia ha sufrido de un un derrame químico en el río Delaware, en el condado de Bucks; por lo que las autoridades han emitido una recomendación para que muchos de sus residentes utilicen agua embotellada para beber o cocinar.

Advertisement

Los informes sugieren que los residentes ya están acudiendo a las tiendas de comestibles para comprar agua embotellada, con suministros agotándose rápidamente. Los funcionarios instan a los residentes a no entrar en pánico y a comprar solo lo que necesitan.

Filadelfia • Agua embotellada • Río Delaware • Agua potable

Aunque los contaminantes no han sido encontrados en el sistema de agua de la ciudad, se ha recomendado a los residentes que utilicen agua embotellada por precaución. El derrame se produjo el viernes por la noche cuando una tubería de la planta química de Trinseo en Bristol explotó y liberó una solución de polímero acrílico soluble en agua en el arroyo Otter que desemboca en el río Delaware.

A pesar del bajo riesgo de efectos adversos para la salud asociados con la exposición a los contaminantes, los funcionarios continúan analizando el agua para asegurarse de que no haya entrado ningún contaminante en el sistema de agua de la ciudad. Se anima a los residentes a consultar el sitio web del Departamento de Agua de Filadelfia para obtener actualizaciones y a contactar a su proveedor de agua si tienen alguna pregunta o inquietud.

La Guardia Costera estima que se vertieron unos 8.100 galones de este material de acabado de látex. Las autoridades de Bristol aconsejan a la población que se mantenga alejada del agua y del área mientras se lleva a cabo la limpieza.

Aunque el derrame no ha afectado a algunas zonas de Filadelfia, la ciudad ha recomendado a los residentes que revisen un mapa interactivo para ver si se encuentran en una zona afectada. Las autoridades de la ciudad y del condado de Bucks están trabajando en estrecha colaboración con la Guardia Costera para garantizar la seguridad y la eficacia de los esfuerzos de respuesta al derrame.