Estados Unidos confirma la muerte del líder del ISIS

El líder del ISIS, Ibrahim Awad Ibrahim al Badri al-Samarrai, más conocido como Abú Bakr al Bagdadi ha muerto en una operación conjunta realizada por EE.UU y Turquía en el noeste de Siria. Así lo ha anunciado el presidente Donald Trump. “Murió como un perro. Murió como un cobarde. El mundo es ahora un lugar mucho más seguro.”, dijo Trump durante el discurso a la nación.

“Murió de manera cruel y violenta, tratando de huir llorando, gritando y gimoteando.”, Donald Trump.

Bagdadi, que llevaba en vigilancia desde hacía varias semanas, detonó su chaleco explosivo al verse arrinconado en una redada de las tropas estadounidenses. El terrorista más buscado desde 2014 murió junto a sus dos mujeres y sus tres hijos y cuatro personas más. Sobre su cabeza pesaba una recompensa de 25 millones de dólares. Según fuentes estadounidenses, después del ataque un equipo analizó la sangre de Bagdadi y en 15 minutos se confirmó su identidad.

Fue el líder del Isis más escurridizo, Bagdadi no daba entrevistas ni enviaba mensajes de audio o vídeo. A lo largo de estos años se ha dado a Bagdadi por muerto en muchas ocasiones, desde el Daesh no se ha confirmado la muerte de su líder y Russia se muestra escéptica ante esta noticia.

En 2017 Rusia aseguró haber eliminado al líder del Estado Islámico durante un ataque aéreo contra Raqqa, la entonces capital del ISiS. Ese mismo año, un observatorio sirio por los derechos humanos también anunció la muerte de Bagdadi. “Responsables del EI confirmaron al OSDH la muerte de Abú Bakr al Bagdadi”, dijeron desde la ONG siria.

Al Bagdadi declaró el Estado Islámico después de unificar a varios grupos islámicos bajo una misma ideología, un territorio similar a Reino Unido en Oriente Medio. Su califato prosperó económicamente con la venta de petróleo del noreste de Siria, y por los cientos de millones de dólares robados de los bancos, extorsiones a negocios locales y recaudaciones impuestos.

El fin del líder del ISIS es un duro golpe para la organización, pero su muerte no significa el fin del Daesh. Anteriormente Estados Unidos ya coordinó un ataque contra Zarqawi en 2006.  Se considera que Zarqawi fue el primer arquitecto del movimiento y su muerte no detuvo el plan del ISIS. Se espera un remplazo del líder de un movimiento que, a pesar de haber perdido su fuerza territorial está ganando más adeptos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: