El “tapón” del PCR: la amenaza de los rebrotes

PCR

El  “tapón”  del PCR, por Luis Lorenzo. Ciudadano confinado, pero esperanzado.

Con la amenaza de los rebrotes y una segunda oleada de la Covid-19, las Comunidades Autónomas españolas se han puesto de guardia y han entrado en trance: ahora les toca a ellas reaccionar y elaborar planes de acción en defensa de sus ciudadanos, en vez de reclamar al Gobierno Central, como estaban haciendo hace meses.

No es lo mismo criticar que vender trigo. Hay que movilizar a todo el personal sanitario y disponer concienzudamente de los medios hospitalarios para evitar el colapso.

Y ahí hemos dado con las trabas del PCR, el sistema de diagnóstico para averiguar si se está o no contagiado. Para hacérselo hay que acudir a los puntos designados en cada localidad, ya que no se pueden hacer en los domicilios particulares y entonces nos vemos abocados a tener paciencia y guardar cola.

Es un sistema lento y complejo, que ralentiza todo el proceso de acción frente a la pandemia. Algo que era sabido por todos desde hace meses y frente a lo que sólo se ha reaccionado cuando vemos venir la segunda oleada contagiosa.

Entonces ¿qué se ha hecho en estos tiempos confusos e inertes del verano?

Tomarse vacaciones y apostarse en las localidades con el chiringuito tomapruebas, para luego reclamar a los laboratorios los resultados muchos días después.

La prueba del PCR (polymerase chain reaction) es lenta

Como se ha demostrado que la prueba del PCR es lenta y ya tenemos congestión en muchos sitios para tomar las muestras, algunas comunidades, e incluso desde el Gobierno Central se ha puesto en marcha un sistema más rápido, aunque menos seguro que el del PCR. De esta forma, vamos atajando por donde se puede, para superar el tapón sanitario que ya tiene casi colapsadas a varias Comunidades Autónomas.

¿Por qué no se aprovechó el tiempo muerto del verano en poner a punto las instalaciones hospitalarias, cuando era previsible lo que ya tenemos encima?

Las reclamaciones, al maestro armero… o a los presidentes de cada Comunidad. Que ellos bien le reclamaban al Gobierno, cuando no tenían asumidas las responsabilidades frente a la pandemia.

¿Están los hospitales listos para el asalto de la segunda oleada?

Por lo que vemos y oímos en los noticieros televisivos, no parece que los técnicos sanitarios estén muy contentos. Siguen reclamando medios y refuerzos en el número de especialistas, para no repetir el desbarajuste de marzo y abril.

¿La asistencia primaria ya está asegurada en los hospitales? ¿Tenemos los suficientes rastreadores para perseguir a los contagiados? ¿Alguien previó que había que prepararlos antes de lanzarlos a la tarea?

Muchas preguntas y pocas respuestas o acaso temerosas y poco confiables.

Se ha vuelto a pecar de inmovilismo, lentitud y de improvisación. Nadie puede acusar de falta de información, cuando se estaba advirtiendo lo que otros países europeos ya estaban haciendo previendo un otoño temible.

Vamos a ver cómo se apañan los gobiernos regionales, ante un problema que les desborda, por su inoperancia durante semanas y meses.

¡Ahí les queremos ver!

Negándose al confinamiento nacional, pero aplicando el territorial, como única salida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: