26 noviembre 2020

El Museo del Prado recoge una exposición única con ‘Invitadas’

prado

Invitadas en el Museo del Prado para enmendar dos siglos de humillación

En este otoño de confinamiento madrileño, el Museo Nacional del Prado ha tenido la feliz idea de instalar en sus salas de exhibición temporales una exposición única y singular: La presencia de las mujeres en la pintura del siglo XIX y XX, con el significativo título de Invitadas.

Recorrer cada sala con tan admirables obras, sumada a la intencionalidad expresa de rescatar de un olvido injusto y humillante a pintoras y artistas ignoradas durante décadas, es un gozo muy recomendable y que aconsejamos no dejar pasar. 

Ciento treinta y cuatro cuadros, que se mezclan con esculturas, fotografías, miniaturas, cine y artes decorativas distribuidas en dieciocho apartados dentro de dos marcos referenciales: las obras patrocinadas y promocionadas por el sistema dominante en la política oficial, y el penoso y difícil ascenso a la vida pública de las artistas y sus obras, que siempre quedaban fuera de los certámenes, censuradas y ocultadas.

Con Invitadas el Museo del Prado reconoce a las mujeres pintoras de la historia pasada.

El extraordinario trabajo documental del comisario Carlos G. Navarro, con el apoyo de sus colaboradores en el Museo, es tan elogioso que no nos cansamos de recomendarlo. A medida que uno avanza por los senderos culturales que se van marcando, el contemplador pasa del asombro a la indignación por lo que tuvieron que aguantar las mujeres en el siglo XIX español. 

Los pequeños textos que acompañan a cada obra desvelan la gran patraña de la sociedad de la época, en que durante más de un siglo, las mujeres fueron meras acompañantes de aquellos señores que lo eran todo. La figura femenina solo estaba reconocida como modelo temático.

En las pinturas expuestas, se aprecia el precario camino que hubieron de recorrer para triunfar en un arte decorativo y machista. Ellas solo debían ser un elemento más en las composiciones realizadas por los hombres; o en todo caso, se les hacían concesiones marginales a las más hábiles, para dejar una idea aproximada de lo que podían hacer. Además, cuando intentaban ir más allá, eran sistemáticamente rechazadas. Quedando casi siempre fuera de los circuitos de la cultura oficial predominante ¡Y eso que hasta reinas y princesas se atrevieron a pintar como profesionales reconocidas!

De objeto floral a pintoras de flores

Debemos recordar, tal y como se reivindica en esta demoledora exposición, que tanto la Reina María Cristina como su hija Isabel II, tuvieron la audacia de pintar, copiando a los grandes maestros y participando en varios certámenes anuales.

Para acercar, un poco más a nuestro lector al conjunto de esta imponente muestra, y que se haga una idea más exacta, vamos a citar los títulos de las dieciocho secciones que la componen: 

  1. Reinas Intrusas
  2. El molde patriarcal
  3. El arte de adoctrinar
  4. Brújula para extraviadas
  5. Madres a juicio
  6. Desnudas
  7. Censuradas
  8. La reconstrucción de la mujer castiza
  9. Maniquíes de lujo
  10. Náufragas
  11. Modelos en el atelier
  12. Pintoras en miniatura
  13. Las primeras fotógrafas
  14. Señoras “copiantas”
  15. Reinas y pintoras
  16. Las viejas maestras y las “verdaderas pintoras” 
  17. Señoras  antes que pintoras
  18. Anfitrionas de sí mismas.
InvitadasFalenas
La reina doña Juana

Cabe señalar que sí hay algunos nombres de mujeres pintoras que fueron reconocidas y han pasado a la Historia. Destacando a Rosario Weiss, como la primera y a muchas otras hasta llegar a Elena Brockmann. En total se exhiben sesenta y dos cuadros de pintoras, del conjunto expuesto de ciento treinta y cuatro. 

Desgraciadamente todavía no se ha realizado un catálogo de todas las que eran oficialmente reconocidas como pintoras, fueran famosas o no. Y, para colmo, tampoco hemos tenido como directora del Museo del Prado a una mujer. Aún en los años 20 del siglo XXI…Todo un síntoma. 

La exposición podrá visitarse hasta el 14 de marzo de 2021. Fecha en que se cumplirá un año del Estado de Alarma instaurado en nuestro país por la pandemia de la Covid-19, justo cuando se pensaba inaugurar Invitadas, pero que que ha tenido que posponerse hasta ahora. 

Luis-Lorenzo, ciudadano madrileño asiduo a las exposiciones del Museo del Prado. 

Noticias – Free Press Info: Información Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *