//El muro de Trump: continúan las obras a pesar de la crisis del Covid-19
Muro de Trump

El muro de Trump: continúan las obras a pesar de la crisis del Covid-19

Los trabajos de construcción del muro de Trump en la frontera de Estados Unidos con México continúan en medio la peor crisis sanitaria de la historia del país. Mientras el coronavirus, Covid-19, ha afectado a más de 505.599 personas en Estados Unidos, de los cuales 18.803 han fallecido y 29.108 se han curado.

Donald Trump mandó construir el muro como la solución a la crisis humanitaria y migratoria en la frontera. El presidente argumentó que la barrera entre los dos países ayudará a regular la inmigración ilegal y a eliminar el tráfico de drogas desde el Sur. Actualmente, la crisis del coronavirus exige una emergencia sanitaria en todo el país, Estados Unidos es la nación más afectada por el virus.

El muro de Trump: Emergencia Nacional y Emergencia Sanitaria del Covid-19

La administración Trump ha iniciado una política de mano dura en la frontera con México la cual está paralizada por miedo a la propagación del virus. Solo pueden pasar aquellos acreditados para realizar trabajos primordiales. Sin embargo, la construcción del muro no se ha detenido en varios puntos ya que el presidente Donald Trump ha mantenido su importancia.

Las obras del muro, la promesa electoral más sonada del presidente Donald Trump, siguen adelante en Arizona. Los lugareños han presentado varias quejas a los representantes del Estado de Arizona. Quienes enviaron una carta al Departamento de Defensa pidiendo que se detenga la construcción del muro por cuestiones de seguridad ante posibles contagios de coronavirus. Los trabajadores reciben a menudo visitas de sus familiares procedentes de diferentes Estados, lo que podría propiciar la propagación del Covid-19.

En Nuevo México, las obras se ha paralizado temporalmente tras las quejas de los vecinos al ver que continuaban llegando remolques que iban a ser utilizados como oficinas y viviendas de los trabajadores. Las quejas llegaron hasta los oídos del alcalde de Columbus, Esequiel Salas, quien declaró el pasado martes que se limitará la ocupación y retrasará la llegada de los trabajadores hasta el 16 de abril. Sin embargo, la construcción del muro precisa una interrupción temporal hasta que pase la emergencia del coronavirus. Al menos eso piensa el senador estadounidense Tom Udall, de Nuevo México, un férreo opositor del muro fronterizo.