El coronavirus y el precio del petróleo sacuden los mercados financieros

Coronavirus petróleo mercados financieros

Los mercados financieros de todo el mundo han sufrido una fuerte sacudida impulsado por el avance del coronavirus (COVID-19) y la caída del precio del petróleo. El del 9 de marzo del año 2020 se recordará como el peor lunes negro en mucho tiempo. Los descensos producidos en la bolsa de Nueva York han provocado un efecto contagio que se ha extendido al resto de mercados financieros.

El Dow Jones Industrial Average perdió 2.013 puntos y el S&P 500 sufrió una caída del 7% a medida que aumentaban los temores por el impacto del coronavirus y se reducía el precio del crudo hasta los 36,44€. Esto provocó una interrupción de 15 minutos en la bolsa de Nueva York, algo que no había ocurrido desde el 27 de octubre de 1997, cuando el Dow Jones cayó 554 puntos, casi un 7.2%.

El coronavirus y el precio del petróleo en los mercados financieros

El precio del barril de petróleo de la OPEP ha descendido un 30%  debido a la falta de acuerdo entre Rusia y Arabia Saudí, el mayor descenso del crudo en 30 años. Arabia Saudí anunció que multiplicará su producción diaria de petróleo y reducirá el precio, después de la decisión de Rusia de extraer crudo a pleno rendimiento y sin las restricciones de la OPEP. Así es como Aramco ha pasado de producir 9 millones de barriles al día a 12 millones. Esto ha repercutido de manera negativa en una guerra de precios que se produce en medio de una crisis sanitaria por el coronavirus.

En España, el IBEX 35 ha sufrido un descenso del 8%, la peor caída desde el referéndum del Brexit en 2016. Las bolsas del resto del mundo, como la de Tokio y Seul cayeron un 5%, la australiana perdió un 8%. En Europa, la bolsa de París ha sufrido perdidas del 8,4%, Londres las acciones cayeron un 7,51%, Fráncfort un 7,89% , Milán un 11,17% .

En todo el mundo, hay más de 110,000 casos de COVID-19, los países más afectados han establecido un régimen de cuarentena para frenar el impacto del virus. Estas cuarentenas se traducen en menos actividad económica, lo que preocupa a economistas ya que podría ser el inicio de una recesión de la economía global.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: