//Efectos de la codeína en pacientes con Covid-19
Codeina efectos

Efectos de la codeína en pacientes con Covid-19

Codeína y sus efectos en pacientes de covid-19

La codeína es un opióide que en España, y en otros países del mundo, ha sido autorizado como analgésico para el tratamiento médico por sus efectos. La crisis sanitaria provocada por el nuevo coronavirus ha disparado su uso en los tratamientos de pacientes con Covid-19. Su eficacia farmacológica se debe a que una encima de nuestro cuerpo (la enzima CYP2D6 del citocromo P450) lo transforma en morfina después de metabolizarlo.

Su uso está destinado para el tratamiento de dolores agudos en pacientes mayores de 12 años que no puedan ingerir paracetamol o ibuprofeno. Tradicionalmente, se ha utilizado la codeína como jarabe para aliviar la tos. Aunque la codeína no cura la tos, ayuda a aliviar sus síntomas. Por eso, el uso de este fármaco ha aumentado con el reciente brote de coronavirus. La codeína está indicada para tratar los síntomas comunes de tos seca, dolor de garganta y cansancio. En los pacientes de la enfermedad que provoca el coronavirus, Covid-19; se recomienda el uso moderado de codeína en forma de jarabe para suprimir la tos constante si esta causa angustia en el paciente.

La codeína para relajar la tos en enfermos de coronavirus

El tratamiento de enfermos graves por covid-19 con opiáceos como la codeína es esencial para mantener a los pacientes en los respiradores. Este fármaco provoca relajación en los músculos y ayuda a una respiración menos agitada. Su uso debe ser moderado, algunas personas metabolizan la codeína en forma de morfina con mayor velocidad que otras. Estas personas con un metabolismo más rápido podrían llegar a sufrir una intoxicación grave e incluso la muerte por sobredosis de morfina.

Los efectos secundarios de este medicamento son diversos y hay que seguir una serie de precauciones para su uso. No se recomienda la ingesta de codeína si se padece la Enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa, si se padece una enfermedad cardíaca o insuficiencia cardíaca. Las personas con insuficiencia renal no deberían consumir este medicamento sin supervisión médica, tampoco aquellas personas con con problemas hepáticos, ulcera estomacal, o simplemente están intentando quedarse embarazadas.