De la Grecia Clásica al ebook, en ‘El Infinito en un junco’ de Irene Vallejo.

Irene Vallejo

En medio de la turbamulta del coronavirus y los confinamientos perimetrales, este mes de noviembre nos ha dejado un motivo de alegría y felicidad para seguir leyendo libros extraordinarios: El Infinito en un junco, último premiado a mejor libro de ensayo de 2020.

El Ministerio de Cultura reconoce así, con el Premio Nacional de Ensayo 2020, a la filóloga y novelista Irene Vallejo -también profesora de la Universidad de Zaragoza- como una autora a tener muy en cuenta.

Nosotros ya lo hacemos aquí, y vamos a desmenuzar el magnífico libro editado por Siruela. Animando a quienes nos lean a buscar ese excelente volumen de ensayo en librerías cercanas o por Internet. 

‘El Infinito en un junco’ de Irene Vallejo.

Se lee como una novela de suspense porque tiene mucha acción añadida que te mantiene en vilo. Su indagación histórica es muy amena, rastreando el surgir del libro como objeto de cultura y su devenir como testimonio de la civilización. 

El arranque narrativo se esboza como la aventura de unos guerreros arcaicos de Grecia, que recorren el mundo, comenzando por su país. A la búsqueda de unos objetos raros: rollos de una fibra vegetal llamada papiro, en la que se fijan unos garabatos que tienen significados, que pocos saben interpretar. El encargo que les hacen a estos individuos, los jefes o altos responsables de las ciudades, es que rastreen por todos los sitios y se hagan con esos rollos misteriosos. Deben incautarlos, comprarlos o incluso robárselos a quienes los posean, para reunirlos como un tesoro nacional griego.

Muy pocos ciudadanos saben de lo que se trata y ni siquiera los propios recolectores comprenden el porqué de acumular esos objetos fungibles, que han de tratarse con sumo cuidado, como auténticas joyas. El soporte físico de esos garabatos, un trozo de fibra trenzada formando un cuadrado, se convirtió en el primer objeto contenedor de letras y dibujos. El papiro era un junco habitual del río Nilo en Egipto y se difundió por toda el área del Mediterráneo.

Como el negocio funcionó, surgieron competencias y la mejor para sustituir ese soporte primigenio fue el pergamino. Elaborado con la piel de un animal, ligera y curtida, que surgió en Pérgamo, al norte de Italia. 

Pronto todos los territorios de la Europa de entonces se intercambiaban mensajes por medio de papiros o pergaminos. Hasta que llegó el papel, un invento chino que arrasó con sus antecesores.

El objeto que cambió la Historia

Mientras tanto, los recogedores griegos contagiaron su afición coleccionista a otros países y dio comienzo la reunión de esos objetos en unos edificios dedicados exclusivamente a ellos. A estas construcciones les llamaron ‘Bibliotecas’ porque una de las primeras surgió en Byblos. Una antigua ciudad en Líbano, que además dominaba el negocio del papiro.

Las colecciones de rollos con textos escritos crecían sin cesar y los reyes más cultos de la época los empezaron a proteger y cuidar, como los tesoros que eran. Con la expansión del Imperio Romano -que asumió lo que habían hecho los griegos- las colecciones de rollos siguieron aumentando, junto con la incomodidad de usarlos y guardarlos. Hasta que alguien tuvo la idea de coserlos, creando un formato mucho más asequible, y esta última creación fue lo que se empezó a llamar libro.

Durante toda la Edad Media se desarrollaron los primeros manuscritos de pliegos cosidos. Comenzando por los monasterios, las iglesias, los castillos y más tarde las universidades. 

El libro se impuso y sólo hubo que esperar a la llegada de la imprenta en el Renacimiento, para que su expansión creciera de manera imparable.

Pues bien, de todo esto habla y da buena cuenta la escritora premiada, con excelente amenidad y apasionamiento. En un libro ideal para uso propio o para regalo.

Estamos seguros que se convertirá entre los elegidos para tenerlo a mano y echarle más de un repaso.

Una obra que recordará lo ya leído sobre el origen de este precioso objeto. Ahora, re-engraciado con las investigaciones de Irene Vallejo. Que nos sumerge con emoción en la Historia y en la evolución del libro como testigo de la cultura mundial.

De los garabatos en el papiro hasta el libro electrónico actual, todo está en este volumen felizmente premiado y valiosamente escrito ¡No se lo pierdan!

Luis-Lorenzo, ciudadano lector agradecido

Noticias – Free Press Info: Información Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *