Avanzar en una visión de tecnologías que mejoran la privacidad


Imagine un futuro en el que los investigadores puedan analizar una amplia y diversa gama de registros médicos, sin acceso a los datos privados de nadie, para desarrollar herramientas para que los médicos detecten signos tempranos de cáncer y reduzcan las disparidades de salud. O un futuro en el que las ciudades y los estados puedan compartir rápidamente importantes datos de salud pública entre sí sin revelar información personal sobre las personas. O donde la infraestructura inteligente podría optimizarse para administrar los flujos de tráfico mientras se mantiene la privacidad del conductor tanto en la recopilación como en el análisis de datos. El desarrollo de tecnologías de mejora de la privacidad, comúnmente conocidas como “PET”, puede proporcionar un camino hacia ese futuro al aprovechar tecnologías basadas en datos como la inteligencia artificial (IA) mientras se protege la privacidad.

Las PET son tecnologías que permiten a los investigadores, médicos y otras personas autorizadas obtener información a partir de datos confidenciales sin tener acceso a los datos en sí. El verdadero poder de las PET es mantener los datos “ocultos” de los investigadores y al mismo tiempo permitir el análisis de esos datos. Los PET podrían abrir nuevas formas de colaboración y nuevas normas para el manejo responsable de datos personales. Pueden permitir una mayor colaboración entre entidades, sectores y fronteras para abordar desafíos comunes e impulsar soluciones en áreas como la atención médica, el cambio climático, los delitos financieros, la trata de personas y la respuesta a una pandemia. Sin embargo, hasta ahora, los PET no han encontrado una aceptación generalizada debido a una variedad de factores, incluida la necesidad de más investigación y desarrollo, conocimientos técnicos limitados, riesgos percibidos y potenciales, costos financieros y la falta de soluciones generalizables.

Como ocurre con la mayoría de las tecnologías, depende de cómo se desarrollen y desplieguen los PET. Las PET podrían iniciar un cambio de paradigma en la forma en que nosotros, como sociedad, protegemos la privacidad mientras obtenemos conocimiento de los datos. Sin embargo, también existe el riesgo de que los PET ofrezcan una apariencia falsa de privacidad, engañando a las personas haciéndoles creer que un acuerdo de intercambio de datos es más privado de lo que realmente es. Además, en algunos casos, las PET podrían exacerbar los problemas existentes con ciertos tipos de análisis de datos, como B. Análisis discriminatorios resultantes de datos sesgados.

Sigue leyendo…



Source link

Staff Reporter

The Journalists of this publications identities have been hidden for their own safety and all published writing go through our Editor “Gilberto Ewale Masa” for facts checking before publication.


Descubre más desde Free Press Info

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.