Apto para 55: Acuerdo sobre normas más estrictas para las emisiones de gases de efecto invernadero de los estados miembros | noticias

0
43


como el Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático COP27 En Egipto, los negociadores del Parlamento y el Consejo llegaron el martes por la noche a un acuerdo tentativo sobre una revisión del Reglamento de reparto del esfuerzo (ESR, por sus siglas en inglés), que establece reducciones anuales vinculantes de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para los estados miembros de la UE y actualmente regula alrededor del 60 %. de las emisiones de la UE.

Los negociadores acordaron aumentar el objetivo vinculante de reducción de GEI para 2030 a nivel de la UE del 30 % al 40 % en comparación con los niveles de 1990. Por primera vez, todos los países de la UE deben ahora reducir las emisiones de gases de efecto invernadero con objetivos de entre el 10 y el 50 %. Los objetivos de cada estado miembro sobre la base del PIB per cápita y la rentabilidad.

Calendario de los objetivos de los Estados miembros

Para cumplir con estos objetivos nacionales de reducción más ambiciosos, cada estado miembro debe garantizar cada año que no exceda su asignación anual de emisiones de GEI. Estos están definidos por un camino lineal que termina y comienza en 2030:

– para 2021-2022 se aplican las asignaciones de emisiones anuales actuales;

– para 2023-2025 en 2022 a la asignación anual de emisiones de GEI para ese Estado miembro en 2022;

– para 2026-2030 a nueve doceavos entre 2023 y 2024 en promedio de sus emisiones de GEI en 2021, 2022 y 2023.

Flexibilidad para los Estados miembros

El acuerdo logró un equilibrio entre la necesidad de flexibilidad para que los países de la UE cumplan sus objetivos al tiempo que garantizan una transición justa y socialmente justa para todos, y la necesidad de cerrar las lagunas para que la ley climática de la UE no se vea socavada. Esto se logró restringiendo la capacidad de transferir, tomar prestados y almacenar derechos de emisión de la posición del Consejo de la siguiente manera:

  • Transferencia de asignaciones: la capacidad de los Estados miembros para intercambiar asignaciones con otros Estados miembros se limitará al 10 % de las asignaciones para 2021-2025. Para 2026-2030 el máximo es del 15%. Todos los ingresos de dicho comercio deben utilizarse para la protección del clima.
  • Asignaciones de préstamos: los Estados miembros pueden tomar prestado un máximo del 7,5 % de la asignación del año siguiente en el período 2021-2025 para utilizar en años en los que las emisiones estén por encima del límite anual. Para 2026-2030 el máximo es del 5%.
  • Asignaciones bancarias: En años con menos emisiones, los estados miembros pueden ahorrar emisiones para el año siguiente. El 75% de la asignación anual de emisiones en 2021 se puede guardar y utilizar más adelante. Para 2022-2029 sería del 25%.
  • Reserva: No se introducirá la denominada reserva adicional.

más transparencia

Para que los Estados miembros rindan más cuentas, la Comisión publicará información sobre las medidas nacionales en un formato de fácil acceso, tal y como solicita el Parlamento.

Cotizar

Después del trato, reportero Jessica Polfjärd (EVP, SV) dijo: “Con el acuerdo alcanzado hoy, estamos dando un gran paso adelante para cumplir los objetivos climáticos de la UE. Las nuevas reglas para la reducción de emisiones nacionales aseguran que todos los estados miembros contribuyan y se cierren las lagunas existentes. Esto nos permite ir a la COP27 con una señal clara de que la UE se toma en serio ser el campeón mundial de una agenda climática competitiva y eficiente”.

Próximos pasos

El Parlamento y el Consejo deben aprobar formalmente el acuerdo antes de que la nueva ley pueda entrar en vigor.

antecedentes

El ESR establece objetivos nacionales para la reducción de emisiones del transporte por carretera, la calefacción de edificios, la agricultura, las pequeñas plantas industriales y la gestión de residuos. Su revisión forma parte del “Apto para 55 en paquete 2030”en línea con el plan de la UE para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55 % para 2030 en comparación con los niveles de 1990 la ley climática europea.



Source link