AEMET La Palma

AEMET La Palma – Los instrumentos permiten caracterizar y monitorear la estructura vertical de la columna de humo del volcán en tiempo real. Actualmente, AEMET está haciendo predicciones sobre la evolución de la columna de ceniza volcánica a diferentes niveles de presión en la atmósfera. Además, los datos obtenidos se utilizarán para determinar el impacto de las emisiones volcánicas en la calidad del aire de la población.

AEMET ha desplegado instrumentos atmosféricos en La Palma para monitorear las emisiones del volcán Cumbre Vieja. Esta operación ha estado en funcionamiento desde la instalación el miércoles 22.

El seguimiento de la columna de humo del volcán se realiza a través de modelos de difusión atmosférica, instrumentos utilizados para predecir la evolución del humo y que necesitan información sobre la altura y la tasa de emisión. La inclusión de estos datos en el modelo mejora la capacidad de predicción.

Fotómetro y ceilómetro desplegados en La Palma por el equipo del Centro de Investigaciones Atmosféricas de Izaña de AEMET y la Universidad de Valladolid (Foto: UVA)

Para ello, AEMET ha instalado un ceilómetro (instrumento láser que se utiliza para determinar la altura de la base de la nube) en el centro de visitantes del volcán San Antonio, al sur de La Palma. Esta ubicación es ideal para observar la columna de humo de la erupción, ya que es el lugar de la isla con menos nubosidad. Un equipo de investigadores de óptica atmosférica de la Universidad de Valladolid ha instalado junto al ceilómetro un fotómetro de la red AERONET de la NASA que permitirá determinar las propiedades ópticas y físicas de los aerosoles y será de gran interés científico, y permitirá obtener una mejor información gracias al uso combinado de ambos dispositivos.

Mejoras en la predicción

AEMET hace predicciones de la evolución de la columna de ceniza volcánica utilizando el modelo Modélisation de la Chimie Atmosphérique Grande Echelle (MOCAGE) en modo Accidente.

MOCAGE es un modelo tridimensional de renombre de la química atmosférica y el transporte. Fue desarrollado por Météo-France y cedido a la AEMET a través de un convenio de cooperación entre las dos instituciones. El modelo sirve tanto para la investigación como para aplicaciones operativas y de emergencia ambientales. Este modelo se utiliza principalmente en situaciones de liberación accidental de material radiactivo a la atmósfera, ya que es capaz de monitorear con precisión la nube contaminante.

Además, y de forma complementaria, en el mismo emplazamiento se ha instalado un espectrómetro de infrarrojos por transformada de Fourier, que mide la cantidad de dióxido de carbono (CO
2) contiene la columna volcánica. Esta información, sin duda importante desde el punto de vista científico y volcánico, permitirá conocer mejor la fase eruptiva del volcán.

El segundo objetivo del despliegue instrumental es complementar la red de calidad del aire de la UME y del Gobierno de Canarias para conocer el impacto de las emisiones volcánicas en la población. En este caso, la estrategia de medición es muy diferente a la utilizada en la estación del sur con el equipo de teledetección, porque en este caso es importante conocer la calidad del aire que respira la población de la isla bajo la influencia de Emisiones volcánicas. La UME ha designado un sitio en la ciudad de Tazacorte para instalar la operación controlada por AEMET que mide varios parámetros de la calidad del aire (SO
2, NOx, CO, O
3, PM10) y otros indicadores meteorológicos.

Columna de humo del volcán en la tarde del 23 de Tazacorte donde están instalados los instrumentos de calidad del aire.

Source link

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.